Soñando en 35 mm.

Blog del director de cine Oscar Parra de Carrizosa

BerlangaCine EspañolSantas Pascuas

Paraíso Club: entendiendo el plano secuencia.

PARAÍSO CLUB fue la primera de mis apuestas serias por el plano secuencia. Naturalmente entonces no conté con la inestimable ayuda de un buen steadycam, pero sí con un travelling pequeño, gente buena y mucha imaginación.

De PARAÍSO CLUB guardo un especial y grato recuerdo del actor y cómico Javier Traba. Me parece un actor fantástico y un tipo divertidísimo. Ojalá pudiese coincidir con este hombre en un futuro porque, de verdad que, a pesar de los años transcurridos, guardo el mejor de los recuerdos del señor Traba.

Un fotograma de PARAÍSO CLUB
Un fotograma de PARAÍSO CLUB

El nombre del cortometraje lo saqué directamente de un famoso lupanar que se encontraba, por entonces, en las cercanías de Villanueva de los Infantes (C.Real). Me pareció divertido y apropiado, dada la historia que cuento en este trabajo.

¿El resultado? Un divertido ejercicio de estilo al que estuvimos a punto de dar forma final de largometraje, pero se cruzó por medio ABRÁZAME y terminó llevándose el gato al agua.
Con todo, a este cortito le debo mucho. Muchísimo.


Actualización en septiembre de 2022.

PD: A lo largo de estos 15 años, mucha gente me ha preguntado qué tal la experiencia de rodar con Leticia Sabater. Pues venga, seré sincero. Creo que es una actriz con un gran talento. Tiene naturalidad a raudales y eso es oro puro. En el trato fuera de cámara; a mi parecer, Leticia tiene las mismas marcianadas que tenemos el resto. En resumen, un gusto rodar con ella. Una chica divertida y una actriz versátil. Esta es mi verdad.

Leticia Sabater en PARAÍSO CLUB
Leticia Sabater en PARAÍSO CLUB

Por otro parte conté por vez primera y última con un tipo llamado Antonio Chamorro (hace de obispo en el corto, para que podáis identificar al perla). Podría escribir bastante de este diletante. Pero no lo haré porque, en realidad ni era ni es ni será absolutamente NADIE. El clásico bueno para nada. 

En fin, que este espantajo dejó un importante remanso de paz cuando se largó. El pájaro podría ilustrar perfectamente la entrada de la Wikipedia dedicada a la expresión “Tanta paz lleves como descanso dejas”. Así de claro. Punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.