Violeta Cela: la vida es bella.

Hoy quiero hablar de Violeta Cela.
De mi Violeta.

Violeta siempre estuvo ahí, en mi vida, aunque ella no lo supiese.
Hace veinte años le escribí una carta de rendida admiración, misiva que aún conserva y que, me consta, guarda con cariño porque ella es, sobre todo, dos cosas: ACTRIZ y CARIÑO.

Desde la Mansión de los Plaf, pasando por La Vaquilla, hasta sus artículos periodísticos, Violeta Cela ha dejado un rastro de arte, gratitud, dulzura y compromiso por donde ha ido pasando.

Hace un par de meses estuve en su casa, un loft en Madrid prácticamente tomado por su familia gatuna. Me recibió con un cariño y una alegría absolutamente extraterrestres.
Y no solo eso, Violeta Cela, mi Violeta, me transmitió unas enormes ganas de vivir, me recordó el papel de Roberto Benigni en esa ternura con forma de celuloide llamada La vida es bella, pero mucho más auténtico, porque ella no interpreta; es así.
Tal vez por eso es tan buena actriz, porque todo lo hace desde la verdad.

Gracias Violeta, por darle vida a esa Ramona, personaje agrio y malencarado de «El testamento», tan lejos de ti.

Violeta Cela, con uno de sus gatitos.
Violeta Cela, con uno de sus gatitos.

5 comentarios en «Violeta Cela: la vida es bella.»

  • el 14 septiembre 2009 a las 0:17
    Enlace permanente

    …¡Cielos!… Volver a trabajar con Violeta….
    No words allowed.
    QUERIDOAMIGOSCARESTOYEMPEZANDOAFILARMELOSCOLMILLOSPORQUELABABAYASEMECAE…HIP!!!

  • el 14 septiembre 2009 a las 0:52
    Enlace permanente

    Para mi será la primera vez, pero lo he soñado tantas…
    Gracias querido Amando.

  • el 15 septiembre 2009 a las 0:30
    Enlace permanente

    Querido Oscar,

    Tu has puesto en funcionamiento de nuevo mi ilusión; y eso para un ser visceral como yo, es primario.

    Dentro de esas fibras que la edad y los desengaños vuelven insensibles, tu has inoculado un gérmen de cariño, de admiración, de respeto, de comprensión y de ARTE, que ha revitalizado mis anhelos de seguir amando al cine.

    Gracias a ti Oscar, la vida para mí… vuelve a ser bella.

  • el 15 septiembre 2009 a las 0:37
    Enlace permanente

    Querida Violeta, gracias por estas palabras tan hermosas. Acabo de hablar contigo y, de nuevo, constato lo dicho: eres puro arte y amor.
    Será maravilloso trabajar contigo.
    Es maravilloso estar a tu lado.
    Gracias, desde el fondo de mi corazón, por dotar de realidad a 20 años de anhelos.

  • el 3 noviembre 2010 a las 13:53
    Enlace permanente

    violeta cela es un bombonazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.