Una forma de entender el cine.

Es conocida la sentencia de que, el director, lo que anhela es contar historias.
Puede ser.
Sin embargo, para mí el cine es una forma de exhorcisar mis propios demonios, de sacar fuera todo aquello que me grita en el alma. Por eso, en todos los trabajos que he dirigido, siempre he dejado la impronta de mis deseos y obsesiones.
No entiendo el cine de otro modo.
Acostumbro a observar la vida con cierto cinismo, me cuesta trabajo no ver el lado irónico de las cosas y eso, con el paso de los años, ha ido hilando en mi persona un sentido del humor bastante oscuro y, en  muchas ocasiones, incomprendido.

Tal vez sea este el motivo por el cual todos los personajes de esta película, ¿Santas Pascuas?, están tejidos de miseria. Todos ellos, incluso los que no lo parecen, están enraizados de prejuicios, pintados de zafiedad y a poco que uno rasque, termina por ver los hilos de mezquindad con que están amarrados. En resumen, que esconden a un ser humano tan corriente como el resto.

Un buen actor, a mi juicio, debe conocerse. Es complicado encontrar actores jóvenes competentes porque, en realidad, no han tenido tiempo de examinarse cuidadosamente a sí mismos.
Un buen actor, cuando se conoce, sabe dónde buscar, en qué rincones excavar, para sacar a la luz los cadáveres que esconde en su espíritu. Todos los tenemos. Pero no todos saben exhumarlos.

Escrutar. Esa es la clave.
Busca en tu interior, no somos tan distintos del resto. Ni siquiera de ese resto que consideramos deshechos y cuyas abominaciones, proyectadas a todo color por los noticiarios, nos hacen temblar. De verdad, no estamos tan lejos. Así pues, querido actor, agarra con fuerza tu pala y no dejes de apartar tierra hasta encontrar, en algún recoveco de tu psique, el cielo o el infierno.

Os espero, a todos, en el casting de Chantada. Será un placer tratar de ver si habéis encontrado esos gays o esas prostitutas que ando buscando por toda España.

Cinco y… ¡Acción!

Si te adentras mucho, puedes encontrar incluso, lo que no creías tener.

Si te adentras mucho, puedes encontrar incluso lo que no creías tener.

3 thoughts on “Una forma de entender el cine.

  1. El poder situar te en esa delgada linea, encontrar el equilibrio en las cosas que temes y te dan placer es muchas veces la mejor repuesta a tus dudas.

    Gracias por compartir tus reflexiones. Espero que nos vemos en el casting de Madrid.

    Un saludo, fuerza para tus proyectos y sueños!

  2. Hace años que decidí jubilarme de la profesión de actor. Tenia 30 años. Hoy 41.
    El «veneno» me entro en el cuerpo a los 10 años y como adicto sigo enganchado. Fuí capaz de crear( siempre en compañia de otros); hacer organicos y sensibles lo que mi ideología consideraba necesario. Nos apoyamos en Teatro politicamente incorrecto:Sastre, Weiss, Lopez Mozo, Matilla, etc. Pocos querian escucharnos y menos programarnos.
    Jamas nadie podrá robarnos nuestro trabajo. Nuestras creaciones y satisfaciones por ser honestos y dignos con nosotros y lo que creemos.
    Si fueron capaces de agotar nuestra «resistencia».
    Actualmente retomo el rastro del «veneno» desde la Formación y Dirección Escénica.
    No doy formación y mucho menos «lecciones», tengo muchisimo que aprender; las recibo de «Instituciones» de reconocido prestigio.
    Encontre navegando la productora y tu blog.
    Espero que encuentres los «cadaveres» que andas buscando. Pero te advierto que somos muchos.
    No ire a tus casting. Tan sólo espero que la horna de tu zapato aparezca en forma de actor.
    UN saludo.
    Se despide un ACTOR resucitado.
    Salud.

  3. Toda persona se conoce perfectamente…..otra cosa es querer cerrar los ojos para no verlo…

    anita

    😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.