¡Esto se acaba!

A escasos días de ponerle el punto y final a este año el resumen se me antoja fabuloso.

Arranqué con una obra en Microteatro por Dinero (LLÁMAME PAPÁ), continué con una divertida web-serie LOS HIJOS DE MAMBRÚ, que pretendía ser un humilde homenaje a LA VAQUILLA, del maestro Berlanga y que ha terminado firmando contrato con El Sótano de Antena 3. Gracias a este gratificante rodaje tuve la fortuna de dirigir a unos estupendos  Miguel Catarecha, Clemente Beltrán y Aitor Allué, claras promesas del cine español y a clásicos como don Fernando Esteso, Miguel Joven (el inolvidable Tito de Verano Azul), Juan Muñoz (el 50% de Cruz y Raya), Javivi, Eduardo Antuña, Pablo Pinedo y David V. Muro, acompañados y protegidos por el maravilloso equipo de Protección Civil de Ontígola, al que tanto debo.
Ya en verano me lancé a escribir y dirigir una pequeña película de género titulada LA PRESENCIA,  que acabó estrenándose comercialmente en Filmin en Octubre. Durante los meses de Julio y Agosto escribí el libro TRAS LAS CÁMARAS DE VERANO AZUL, sobre el rodaje de la clásica serie de TVE que salió a la venta en los primeros días de Septiembre.
En pleno otoño escribí, produje y dirigí un drama amoroso, NO QUIERO SER RECUERDO, en el que de nuevo he tenido la fortuna de dirigir el talento de jóvenes artistas como Lucía Ramos (Física o Química) y Landher Iturbe y cuyo estreno tengo previsto para primavera de 2013.
Para completar el círculo, el compositor y amigo Raúl Grillo terminó la banda sonora de mi largometraje, de largo parto, EL EXPEDIENTE BELCHITE,¡película que empecé a rodar en julio de 2008 y que debido a ciertos avatares he terminado en diciembre del presente año!
En el apartado de sinsabores, varios desencuentros con algunos pequeños miserables y poco más destacable; a la gentuza la olvido con suma facilidad, ¿quién se acuerda de la inmundicia que arroja al cubo un minuto después de hacerlo?

Así las cosas, con una crisis terrible asolando la piel de toro, sería cínico e injusto quejarme. Para el próximo año pido a Dios que me permita seguir creando rodeado de la gente maravillosa que cuida, mima y protege cada proyecto que, con más o menos dificultad, saco adelante.
En Enero de 2013 arrancaré con la post-producción de NO QUIERO SER RECUERDO que me ocupará unos meses y después a poner en pie un nuevo largometraje que ya me ronda la cabeza.

A todos los que, de un modo u otro, formáis parte de mi carrera, con vuestro apoyo, vuestro aporte y vuestro empuje, gracias. Estaré en eterna deuda con vosotros.
A los hijos de puta, también os doy las gracias; sé que tampoco me fallaréis jamás. Y como dijo mi célebre tocayo, el señor Wilde, no es cierto que no valgáis para nada. Sois un excelente mal ejemplo.

¡Feliz 2013!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.