Doña Sara Montiel.

Que Sara Montiel es un mito vivo de nuestro cine es un hecho incuestionable.
Que despierta el cariño y la admiración allá por donde pasa, también.

Sin embargo, si alguien pensó que Sara Montiel era parte del pasado, se equivocó.

Sara Montiel, nuestra «Saritísima», participará en el rodaje de mi largometraje «ABRÁZAME» en una divertida secuencia en la que la diva se interpretará a sí misma.

Treinta y ocho años después de su último aporte al cine, mi equipo y un servidor vamos a tener el honor de vernos iluminados por la presencia de doña Sara en el set en lo que promete ser una experiencia que, a buen seguro, yo no olvidaré jamás en mi vida.

A estas alturas, Sara es un poquito de todos, está inserta en nuestro subconsciente colectivo, es arte en estado puro y, por encima de todo, es una mujer sensible, comprensiva, amable y bella.

Este post no puede ser, por fuerza, largo, pues nada de lo que yo pueda decir  sobre Sara Montiel  será novedoso.

GRACIAS, Sara, por tu cariño, por tu humor y por tu humanidad.

Sara Montiel, en ABRÁZAME.

Sara Montiel.

2 thoughts on “Doña Sara Montiel.

  1. Tener a Sara en mi película es un regalo por el que no viviré los suficientes años para dar las gracias a doña Sara.
    ¡Un abrazo y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.