Buciños.

Buciños en un pequeño oasis de calma en mitad de un mundo de papeles, reuniones y presupuestos.

Cuando lo visité tuve la sensación de encontrarme en otra época, tanto por el mágico entorno como por la educación de sus habitantes:  José, Griselda y Fran, unos anfitriones excepcionales que aman el cine y cuya generosidad y entrega sorprende positivamente.

Con mi inseparable Gema, recorrí aquella plazoleta buscando ángulos y pergeñando coreografías que, antes, solo existían en mi cabeza.

Buciños enamora a la cámara, no en vano esta bella aldea no está virgen en lo que a celuloide respecta; antes pasaron por aquí otros compañeros a rodar. La ley de la frontera (1995) y Cuando vuelvas a mi lado  (1999), ya aprovecharon la bella fotografía gallega de Buciños.

En la fotografía, los exteriores de la casa parroquial en la película SANTAS PASCUAS.

Buciños

Buciños

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.